En la edición de Octubre –  Diciembre de 2010 de la revista The Minor Planet Circular, se ha publicado un artículo por diversos miembros de la IOTA, analizando algunas ocultaciones estelares por asteroides. OCCULTATIONS BY 81 TERPSICHORE AND 694 EKARD IN 2009 AT DIFFERENT ROTATIONAL PHASE ANGLES. En este caso la novedad se centra en que las ocultaciones se refieren a los mismos asteroides, pero al producirse en fechas diferentes, los ángulos de fase bajo los que se han observado son diferentes.

El ángulo de fase que se define como el ángulo Sol-asteroide-Tierra (la elongación de la Tierra vista desde el asteroide) cuyo valor es cero cuando el asteroide se halla en la oposición. De esta forma, al tenerse la sombra desde diferentes posiciones, se puede reconstruir la forma tridimensional del mismo. Además se hace una comparativa con medidas fotométricas

En las ocultaciones estelares por asteroides, el objetivo es observar la desaparición y reaparición de una estrella al ser eclipsada por el paso del asteroide en su trayectoria por el sistema solar. Los observadores se sitúan a lo ancho de la franja de terreno que recorre la sombra sobre la Tierra. Es el mismo fenómeno que ocurre durante un elipse de sol, pero en este caso, en vez de estar involucrados la luna y el sol, lo producen el asteroide y la estrella.

A partir de los instantes observados en los que la estrella desaparece y reaparece, y la posición del observador, se puede reconstruir la forma y la dimensión del asteroide. En los gráficos se puede ver cómo se produce el fenómeno y la geometría implicada.